ENTRADA; MILAN 5 REAL MADRID 0 SEMIFINAL COPA DE EUROPA

 

 

 

      ENTRADA FIRMADA POR ANCELOTTI

                    MILAN 5 REAL MADRID 0

Round   SEMIFINALES
Fecha19 abril 1989

Estadio

Fecha: 19-04-89; Estadio: San Siro (Milan)
AC MILAN (ITA) - REAL MADRID CF		5-0
Arbitro: 	Ponnet (Bélgica).
Goles:	1-0 Ancelotti 19´; 2-0 Rijkaard 25´; 
                3-0 Gullit 45´; 4-0 Van Basten 49´; 
´               5-0 Donadoni 61.
AC MILAN, 5;
G. Galli, Tassoti, Rijkaard, Baresi, Maldini, Colombo (F. Galli 66´), 
Donadoni, Ancelotti, Costacurta, Gullit (Virdis 58´), Van Basten.
REAL MADRID CF, 0;
Buyo, Chendo, Gallego, Sanchís, Michel, Schuster, Martín Vázquez, 
Gordillo, Butragueño, Hugo Sánchez, P. Llorente.

El resultado de la ida, disputada en el Santiago Bernabéu, concedía cierto favoritismo al Milan. Los hombres de Sacchi obtuvieron un 1-1 del coliseo blanco gracias a un tanto de Van Basten que contrarrestó la diana en la primera parte de Hugo Sánchez. El partido de vuelta se antojaba durísimo para el Madrid. El 19 de abril de 1989, en un San Siro vestido con el traje de gala, el mejor Milan de la historia presentó, a lo largo de noventa minutos, la impactante tesis doctoral desarrollada bajo las enseñanzas de un entrenador visionario. El esperado choque comenzó con el recuerdo de la tragedia de Hillsborough, acontecida solo cuatro días antes, mediante unos instantes de silencio. El sólido conjunto lombardo, fiel a sus costumbres, se esmeró en presionar arriba con las líneas muy juntas. Defensas, centrocampistas y delanteros avanzaban hacia la yugular del contrario como una unidad. Todos atacaban y todos defendían. La retaguardia compensaba el riesgo inherente a su posición adelantada con anticipación, velocidad y una facilidad atípica para dejar a los puntas adversarios en fuera de juego. El centro del campo, por su parte, se convertía en la escena del crimen. Allí, defensas, medios y delanteros asfixiaban con una presión agobiante los intentos del equipo rival de tocar el balón con criterio. Muchas veces, cuando recuperaban la bola, les bastaban un par de pases bien ejecutados para propiciar una posición favorable de remate.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s